Browsing articles tagged with " plástico reforzado con fibra de vidrio"

Proyectos en curso

Feb 4, 2017   //   by admin   //    //  Comentarios desactivados en Proyectos en curso
  • Trimarán: TRIPLATA 28
Trimarán rutero de 8,20 mts. de eslora, por 5,95 mts. de manga y 0,30 mts. de calado con la orza plegada. Aparejado 7/8 con una altura de mástil de 11 mts. El TRIPLATA 28 es un muy amplio y rápido. Pueden dormir dos parejas en cabinas separadas. El baño es y ofrece espacio para una ducha. También la cabina tiene un amplio espacio que normalmente sólo se encuentra en los veleros más grandes. Ideal para navegar en el Río de la Plata y olvidarse de las varaduras.
I
  • Crucero trairable: PARANÁ 28
trimaran cabinado
Crucero a motor de 8,50 mts. de eslora por 2,46 mts. de manga. Revolucionario trimarán cabinado, concebido para pesca y paseo. Su diseño de carena garantiza una navegación de alta estabilidad y buenas prestaciones.
I
  • Catamarán: CATA 33
catamaran
Diseño de catamarán a vela para ser construido en madera enchapada o plástico reforzado con fibra de vidrio por cualquier aficionado. Amplias comodidades para una familia o grupo de amigos. Moderno diseño y rápida construcción. Apto para la navegación rioplatense y costera oceánica. Embarcación ideal para organizar la escapada a Angra dos Reis. Interiores amplios para alojar cuatro personas cómodamente.
I
  • Casa flotante: MY HOMEBOAT 40
my homeboat 40
Casa flotante transportable por trailer, sobre una planta de 12,20 mts. de largo por 2,60 mts. de ancho. Ideal para lagos y lagunas, con amplias comodidades para una familia “tipo”. A los niños les encanta la habitación con literas, y el enorme tobogán de agua!
I

Proyectos disponibles

Feb 4, 2017   //   by admin   //    //  Comentarios desactivados en Proyectos disponibles
A continuación listo los proyectos culminados y disponibles para Ud.:
I
  • Velero oceánico: PAMPA AZUL 13M 
Debut a vela
Velero de 13,00 mts. de eslora, por 3,90 mts. de manga máxima y 0,30 mts. de calado con la orza plegada y 1,65 mts. desplegada. El PAMPA AZUL 13M es un casco muy amplio y rápido, por estar inspirado en los tipo Open, construido en estructura de acero y forrado con terciado náutico y PRFV. Pueden pernoctar hasta ocho personas, pero está diseñado para navegación solitaria. 
Leer más… 
I
  • Velero oceánico: PAMPA AZUL 17,5M 
vistauno
Velero de 17,50 mts. de eslora, por 4,61 mts. de manga máxima y 2,34 mts. de calado. El PAMPA AZUL 17,5M es un imponente casco de acero naval muy amplio y rápido, por estar inspirado en los tipo Open. Pueden pernoctar hasta doce personas en cómodos camarotes privados. Está diseñado para navegación oceánica e iniciarse en el negocio del charteo.
Leer más…
I
  • Lancha: ArgenAlu 9M
1bote aluminio
Lancha de fácil construcción amateur de 9 metros de eslora, apto para la navegación costera; pudiendo cumplir funciones de esparcimiento, actividades de placer y práctica de pesca deportiva. El monocasco en sí, es una fuerte estructura de aluminio, imitando en su forma a los populares semi rígidos neumáticos inflados, pero con mayor resistencia y sin sufrir pinchaduras.
Leer más…
I
  • Velero trairable: D’ARGENTO 29
33 armado
Velero rutero de 8,79 mts. de eslora, por 2,60 mts. de manga y 0,30 mts. de calado con la orza plegada. Aparejado 7/8. El D’ARGENTO es un muy amplio y rápido. Pueden dormir dos parejas en cabinas separadas. El baño es y ofrece espacio para una ducha. También la cabina tiene un amplio espacio que normalmente sólo se encuentra en los veleros más grandes.
Leer más…

Construccion amateur

Mar 23, 2015   //   by admin   //   Actualidad  //  No Comments
Luis en UCA He construido numerosos barcos con los años, como aficionado y profesionalmente, lo cual me hace afirmar que construir de forma amateur, no lo sólo se consigue lo que uno desea, sino que el ahorro monetario es considerable en comparación con un barco equivalente de producción. Cualquiera diría que es obvio, pero obtener metodologías prácticas de construcción y ahorrar cerca del 55%, ya no es tan obvio.
Cuando boté mi primer bote de 36 pies en 1988, un profesional de la industria náutica rioplatense me preguntó lo que me había costado. Le dije u$s 23.000, que era el total del proyecto. Me dijo que era  
imposible construir un barco de ese tamaño por menos de u$s 80.000. En los 2años y 9 meses que llevó construir el barco, yo ganaba u$s 32.000 al año. Claro que no fuimos al cine, ni comer en restaurantes ni vacaciones, pero construí un barco que estaba equipado para navegación transoceánica. velero
Por supuesto, la construcción de barcos de aficionados no es para todos. Algunas personas son torpes y casi seguro que estropean cualquier proyecto que abordan.
Un argumento frecuentemente utilizado en contra de la construcción amateur es que no hay ahorro cuando se añade el costo de la propia mano de obra en el costo. Esto ciertamente se aplica si usted es un constructor profesional de barcos que está construyendo un barco para sí mismo. Por lo demás, la construcción de barcos se convierte en un pasatiempo muy productivo y un tiempo para la liberación de las presiones de la vida cotidiana.
I
Una gran ventaja que surge de la construcción de su propio barco es que conoce todos los rincones de ese barco. Usted va a entender todos los sistemas eléctricos y mecánicos, sin tener que estudiar minuciosamente los manuales que muestran diagramas de cableado, cambiar esquemas de paneles, tramos de tuberías, la ubicación de los accesorios, etc. y ser capaz de solucionar la mayoría de los problemas en un momento sin previo aviso. Todavía me acuerdo mucho de la estructura, electricidad, plomería, etc. del primer gran barco que he construido en 
constructor

la década de 1980.

Un beneficio que no debe ser subestimado es el orgullo que uno siente cuando se lanza a navegar en esa hermosa cosa que ha creado con sus propias manos. El constructor moldea el carácter de la embarcación y, en el proceso, el barco hereda el carácter del constructor y le enseña nuevas habilidades que pueden ser utilizados en otras cosas de la vida.
Una advertencia sin embargo, este insecto muerde duro y a menudo resulta en una adicción incurable. Así que cuidado, si usted construye su propio barco, puede terminar haciendo algo que realmente le gusta para ganarse la vida. (Actualmente estoy proyectando una lancha en aluminio para que un aficionado a la soldadura de Tierra del Fuego, la produzca comercialmente).
I
De esta manera, diseñé los Cursos a distancia, pero con el tiempo descubrí que realidad a muchos no les interesa de donde surgen las formas y los espesores. Hay grupos de personas que sólo quieren construir y buscan planos por Internet.
Me han consultado por:
  • Casas flotantes
casa flotante
  • Catamaranes de placer
catamaran
  • Day cruiser para trasladar
trimaran cabinado
  • Veleros trailables
33 armado
  • Embarcaciones de trabajo
workboat
Entonces me sentí obligado en responderles; pero ¿cómo satisfacerlos? Los gustos son muy variados. Así que se me ocurrió realizar una encuesta. ¿me ayudarías a priorizar que diseñar?
cartoon

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

¿Cuál sería a su criterio el proyecto más solicitado por los constructores amateur? (requerido)
Casas flotantesCatamaranes de placerDay cruiser para trasladarVeleros trailablesEmbarcaciones de trabajoOtro

Su mensaje

Muchas gracias por su opinión!!!

Hagalo Ud. mismo

Nov 24, 2014   //   by admin   //    //  Comentarios desactivados en Hagalo Ud. mismo

 

…Quería hacer su barco en su casa y buscando información en Google se topó con el mundo del “Hágalo usted mismo”. Allí, Provenzano, licenciado en comunicación social, descubrió que a las personas que participaban de estos foros se las llamaba makers (hacedores): una gran fuente de inspiración para diseñar y producir su propio barco. La clave, dice, era hacer antes que comprar. Debatiendo esto con la comunidad NETI (sigla de “no todo está inventado”), un grupo de diseño que integra, se dieron cuenta de que ellos mismos eran parte del movimiento maker, una subcultura que ha pasado del “Hágalo usted mismo” al “Háganlo todos juntos”, y que alguno ya señala como la nueva revolución de la construcción naval amateur.

buscando-en-google
experiencia colaborativa

“Es una experiencia colaborativa -cuenta Provenzano, que investiga el tema para su tesis de maestría-. Toma el modelo de negocio de lo digital y lo pasa al mundo real de las cosas, creando una economía de intercambio basada en la participación y la conexión.”

El movimiento maker, integrado por estudiantes de carreras técnicas, inventores, emprendedores y profesionales de distintas áreas, supo entrecruzar la cultura digital con la de garaje, el 

desarrollo de software con la manipulación de un torno y las redes sociales con el intercambio de ideas cara a cara para democratizar los medios de producción. ¿El objetivo? Materializar proyectos sin perder de vista que el motor es el hacer y que los fracasos son parte del aprendizaje.
“Creemos que nuestra generación es la que puede empezar a cambiar los paradigmas de la economía, una camada de jóvenes adultos que no tiene miedo a equivocarse porque sabe que así se aprende” -dice Ottonello-. Es hacer, hacer y hacer todo el tiempo.
L
Esta es una página de recursos para el constructor de barcos aficionado

  Aquí se pueden encontrar enlaces tanto a legislación, como diseñadores, materiales, diseños,

  técnicas, libros, entre otros. Se va actualizando en función de la información que voy

  disponiendo.

La construccion mal llamada amateur

Si en lugar de llamarle construcción amateur (aficionado), o individual, le llamásemos construcción ONE-OFF, que es como le llaman los astilleros, para los barcos construidos a una o dos unidades, seguro que estaría mejor vista.
L
El que haya encontrado el barco de sus sueños en el mercado de nuevo o usado, y además disponga de los medios para financiarlo, afortunado él, tiene el tema resuelto.
L
Para los que no han encontrado “el barco”, para los que buscan barcos de producción  muy limitada y ofertados a precios exorbitantes, como por ejemplo los trimaranes, o para los que simplemente hayan decidido construírselo ellos, como desafío y realización personal, existe todo un universo a menudo desconocido, en el que gente como ellos llevan a cabo la construcción del  BARCO.
L
Este universo se divide en dos galaxias diferentes:
  • Los que construyen todo el barco desde cero, a partir de los planos y de las especificaciones de un técnico, arquitecto o ingeniero naval.
esqueleto
  • Los que a partir de un kit, es decir con las piezas básicas preparadas por una empresa o astillero, que el constructor recibe en un contenedor o camión para ser montadas y rematar el barco.
kit de velero
  • Otra versión del kit, es un casco con o sin cubierta, en bruto, con los mamparos estructurales colocados, y a partir de aquí se lleva a cabo el acabado del barco.

Dado que el criterio comúnmente aceptado, según el cual, en el precio de un barco acabado, el costo de la mano de obra representa entre el 50% y el 70% del precio final, el ahorro que se puede esperar sobre el precio de un barco equivalente fabricado por un astillero, según el caso sería:

  • Barco construido en su totalidad a partir de la materia prima, ahorro potencial de un 60 a 70%.
  • Barco construido a partir de un kit comprado al fabricante, ahorro potencial de un 50 a un 60%.
  • Casco cerrado fabricado por el astillero, en bruto para acabar, ahorro potencial de un 30 a un 50% según el nivel de acabado.
van det stad Los materiales más utilizados actualmente en el mundo para la construcción son, la madera (contrachapado-epoxi) en su gran mayoría, el aluminio y el sándwich-fibra de vidrio en menos casos; pero en Argentina hay una especial inclinación hacia el acero, seguramente a una arraigada pauta cultural sobre seguridad, lo cual, para los que saben de resistencia de materiales, saben que no es así. Vito Dumas

Los barcos de una eslora inferior a 7 metros, en su inmensa mayoría se construyen con una gran variedad de maderas.

A pesar de una cierta evolución, el tema de la construcción náutica amateur sigue siendo un tanto mítico para el aficionado medio. Tras algunos años de dedicación en seguir pacientemente

mis proyectos, he constatado repetidamente la sorpresa del propio constructor al ver que sin excesivas dificultades el proyecto se va gestando y la embarcación va saliendo de la nada consolidándose en un milagro ante sus propios ojos atónitos.

loco

No hablemos ya del círculo de amistades que habían tildado en su día al sufrido constructor como de enteramente loco al osar realizar con sus manos nada menos que un barco que debía enfrentarse a la mar y luchar con las olas. Afortunadamente, se ha notado un cierto cambio de mentalidad en este sentido e incluso resulta curioso constatar que existen una mayoría de aficionados constructores de tierra adentro que tan solo toman contacto con el mar en sus cortas vacaciones estivales.

La gente me pregunta muy a menudo: ¿Por qué construirse su propio barco?

Existen al menos cuatro razones fundamentales:

  • En primer lugar el ahorro económico. En este sentido he podido constatar que es el orden de un tercio del costo de un modelo parecido en el mercado, si el constructor cuida todos los detalles económicos del proyecto, intentando siempre conseguir los materiales al menor costo. Hay casos donde el control es menos estricto, por lo que el valor del barco puede ser de hasta la mitad de su homónimo profesional. En ningún caso se ha sobrepasado esta cifra.
  • Otra ventaja adicional importante es que la inversión se realiza de forma escalonada a medida que se precisan los materiales. Evidentemente, esta ventaja económica resulta un tanto discutible ya que en ella sólo se consideran los gastos de materiales y equipamiento sin contar con nuestras horas invertidas en el proyecto y aquí entramos de lleno en la segunda consideración. Para realizar completamente y con éxito una construcción amateur es muy importante el gusto por el trabajo personal. El constructor debe estar apasionado por su propio trabajo y las horas invertidas en él deben constituir un pasatiempo agradable. Muchos amateurs esperan ansiosamente la llegada del sábado para sumergirse de lleno en lo que constituye su verdadera obsesión: construir con sus propias manos un barco personal.
  • Esta es la tercera razón que justifica la construcción amateur. La posesión de un barco absolutamente personal donde se han plasmado todos nuestros detalles de acuerdo con la personal concepción del programa del barco: el viaje, el deporte, la pesca o el paseo.
  • Finalmente, existe una cuarta razón de tipo técnico. Para algunas personas resulta muy importante el conocimiento profundo de su propia embarcación en todos sus detalles desde el funcionamiento del motor hasta el anclaje estructural de timón, quilla y demás. En este sentido prefieren tener la absoluta garantía de un montaje personal antes de arriesgarse a un posible descuido del astillero. Este tipo de aficionado suele tener unos conocimientos técnicos y constructivos notablemente superiores a la media.
sandwich

La construcción sándwich ha abierto las puertas a muchísimos aficionados poniendo a su alcance un método eficaz, del que no se precisan conocimientos previos para abordar el trabajo más imaginativo: “La construcción de nuestra aventura sobre la mar.”

Hecha la ley, hecha la trampa

Otra consulta que me realizan a menudo es: Si me hago el barco ¿luego puedo inscribirlo?

l

Desde luego que sí, es mi respuesta, pero hay dos caminos para realizarlo.

El primero, el legal, como indica la Ordenanza de Prefectura Naval Argentina. PNA
Es como cuando construimos nuestra casa.
  • Primero, llamamos al Arquitecto o al Maestro Mayor de Obras para que nos realice el proyecto acorde a lo que deseamos (honorarios profesionales de un 4% hasta un 7% del costo de la construcción).
  • Segundo, solicitamos el permiso de construcción a la Municipalidad, quien además nos aprueba los planos.
  • Tercero, elegimos al Director de Obra, para que la construya. Y mientras se construye se solicitan inspecciones (honorarios profesionales de un 4% hasta un 10% del costo de la construcción).
De forma similar, sucede con la construcción de una embarcación deportiva.

Pero también conozco personas que han comprado por Internet, planos de la embarcación que más o menos se ajustaban a sus necesidades. Recibido el material, en el terreno del fondo de casa, iniciaron la construcción. Y cuando estaban próximos a terminar la obra y con la necesidad de botarlo, se dirigieron a un Estudio Naval o a un profesional matriculado, y estos realizaron las gestiones para ser aceptado en el Registro de Yates (REY).

En lo que hace a lo financiero de la obra, estos últimos, se ahorraron la Dirección de Obra y algo en el Proyecto.

Por ejemplo, el Van det Stadt 34 (WIBO); sus planos se han vendido más de 3.000 veces vía Internet, y por correo postal inicialmente; construyéndose más de la mitad en todo el mundo, por sólo unos 1.000 euros.

En fin, hecha la Ley, hecha la trampa.

Luis en UCA  Y aquí estoy yo, intentando de dar respuestas a los que me escriben, solicitando que desarrolle algunos diseños de fácil construcción.
¿Pero por donde empezar?
Me han escrito de Buenos Aires, para desarrollar un velero que no cale más de 1,20 metros, pero que sea seguro para cruzar el charco.
También se han comunicado desde el litoral, para que diseñe un daycruiser y poder recorrer y pescar en el Paraná y el Uruguay.
Me solicitaron un Catamarán en PRFV para ir a Brasil; y los de Córdoba y Mendoza, que por favor proyecte una casa flotante para los lagos.
L

A trabajar!!!

Como corresponde, me puse a trabajar en algunas solicitudes, y hasta logré:
I
L
¿A Ud. se le ocurrió una mejor idea?
idea  L
Entonces no dude en compartirla conmigo.
L

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su Idea

Nuevo proyecto: el Octopus

Ene 13, 2014   //   by admin   //   Actualidad, Proyectos en curso  //  9 Comments
Luego de tres años sin proyectar ningún velero, nace un nuevo proyecto, denominado el “Octopus”.
El pedido proviene de un amigo y ex-compañero de trabajo, especialista en laminado plástico reforzado con fibra de vidrio. vista externa
El proyecto consiste en diseñar y preparar la documentación técnica para la construcción amateur de un velero con casco en PRFV, inspirado en el RM260 como se observa en la imagen, para navegación oceánica irrestricta.
El casco será facetado (tres facetas por banda), con una eslora máxima de 11,00 metros y una manga máxima de 3,20 metros aproximadamente.
obra viva El arreglo de la obra viva y sus apéndices, se me solicita que posea dos quillotes y dos palas de timón, estructuradas de tal forma que pueda varar y apoyarse en estos cuatro apéndices.
Para cumplir con esta caracterísitica, estudiaré la necesidad de portar a los timones con skeigh o la instalación de timones compensados con mechas sobredimensionadas.
En lo que hace a su resistencia estructural, está pensado en desarrollar la ingeniería de una estereo estrustura autoportante, para lograr una embarcación sumamente liviana y resistente a los impactos, ya que se la arbolará con un sistema ketch sobre velado como en el caso de los Open. estrutura
Todas las partes serán de plástico reforzado con fibra de vidrio prensadas, exceptuando una parrilla inferior, de donde colgarán los quillotes, que será metálica, continuándose y vinculándose a través de las bandas a una parilla superior, la cual soportará la compresión del mástil.
distribución interna La distribución interna para su habitabilidad es simple y tradicional.
De proa a popa: un compartimiento para el fondeo y velas, delimitado por un maparo de colisión retrasado.
El camarote con cama doble a proa.
La dinette cómoda, debajo del mástil, y a continuación un volumen compartimentado para los servicios de cocina y baño.
Por último, a popa, el cual posea una baja altura interior, se reserva para el alojamiento del motor propulsor, una cama doble y una cama simple, sobre ambas bandas respectivamente.
Con el transcurrir del diseño, se mostrarán las distintas soluciones, en este mismo post.

Actualidad Categories

Sponsors

imgimg
UA-33255059-1